Last news

Ummm el morbo de la infidelidad.Una dificultad que tuve fue, saber exactamente dónde y cómo encontrar a hombres que eran a la vez jóvenes y solteros.Parejas maduras A pareja CON ganas.Soy una chica casada, bien parecida, y que desde hace ya solteros buscan pareja algun tiempo tengo encuentros discretos fuera..
Read more
0 El mejor matrimonio sería aquel que reuniese a una mujer ciega con un marido sordo.Quiero darte un mundo en el que existamos solo tú.Categoria : Mensajes bonitos para una mujer :Debo decirte algo que puede que arriesgue la naciente amistad que hay entre nosotros, pero que puede que nos..
Read more

Frases de mujeres que buscan a los hombres


frases de mujeres que buscan a los hombres

Ni con mucho tan malas.
Confieso mi envidia por el Gran Wyoming, su capacidad para tirar los tejos a todas las mujeres que pasan cerca.
Fuller, Thomas, el hijo es hijo hasta que tiene esposa, la hija es hija todos los días de su vida.Fiodor Dostoievski pareja busca joven en monterrey (1821-1881) Novelista ruso.Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) Médico español.Plutarco, hay maridos tan injustos que exigen de sus mujeres una fidelidad que ellos mismos violan, se parecen a los generales que huyen cobardemente del enemigo, quienes sin embargo, quieren que sus soldados sostengan el puesto con valor.Las mejores no son tan buenas como piensas que son y las malas no son tan malas.Wilde, Oscar, las mujeres feas son celosas de sus maridos.El Gran Wyoming - José Miguel Monzón.
George Eliot ( Mary Ann Evans).
Elige una mujer de la cual puedas decir: Yo hubiera podido buscarla más bella pero no mejor.
Freud, Sigmund, la gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina, es: qué quiere una mujer?Los mejores amigos de las mujeres son los diamantes.Antístenes, si eliges mujer muy hermosa no la disfrutarás solo; si la eliges muy fea, te fastidiará muy pronto.A cualquier mujer le gustaría ser fiel.Nunca tienen, nada que decir, pero lo dicen deliciosamente.

Jardiel Poncela, Enrique, la mujer adora al hombre igual que el creyente adora a Dios; pidiéndole todos los días algo.
Te conviene pues, elegirla ni muy fea ni muy hermosa.


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap